domingo, 17 de marzo de 2013

Tensión Sexual: Violetas

Reacciones: 
TÍTULO: Tensión sexual: Violetas

DIRECTOR: Marco Berger, Marcelo Mónaco
AÑO: 2013
GÉNERO: Drama, Romance, Comedia
PAÍS: Argentina
IDIOMA: Español (Subtítulos en inglés)

REPARTO: Ana Lucía Antony, Candela García Redín, Pedro Jover, Gisella Motta, Nai Awada, Pablo Scorcelli, Camila Romagnolo, Cindy Santos, Nicolás Meradi, Sofía Romano, Violeta Sinaí, Maria Canale, Javier De Prieto, Jimena López, Sofía Elliot, Laura Agorrega, Charly Etchévers, Natacha Etchévers

SINOPSIS
Con el mismo formato que en su antecesora "Tensión sexual: Volátil", los cineastas Marco Berger y Marcelo Mónaco abordan esta vez en el universo lésbico. En los seis cortos que conforman esta nueva película de la franquicia erótica Tensión Sexual, hay drama, comedia, romance y un guiño constante con el espectador.
















Trailer

4 comentarios:

  1. Me encanta! supongo que nadie más me va hacer caso con esto pero me encanta, creo estar enamorada de Marco Berger y de Marcelo Mónaco jejejeje, en serio lo han hecho muy bien, no sé si alguien más quisiera mirarlo...

    ResponderEliminar
  2. Hola Eugi:
    De ninguna manera pensaba dejarte sola y menos aún con el comentario de una película de Marco Berger. Yo la vi hace un tiempo y coincido contigo. Estoy enamorado de Marco y de Marcelo (Mónaco o Briem Stamm es lo mismo). Los films de Marco, en general se enfocan, a las circunstancias en las que los individuos se encuentran, enfrentados con el potencial de la experiencia homoerótica, a veces, a contrapelo de su conciencia y contradiciendo su alegada heterosexualidad. No es que estos individuos “descubran” que de pronto son realmente “homosexuales”, sino que son llevados a descubrir en sus cuerpos zonas con un potencial sexual más amplio de lo que habían imaginado anteriormente. Esto es central en esta filmografía. Marco y Marcelo no juegan con el estereotipo, tan yanqui del heterosexual que ¡oh sorpresa! se descubre excitándose homosexualmente y que tanto dinero aporta a las compañías que explotan, lo así llamado “straight”. En Tensión sexual 2: Violetas, no hay representación de actos sexuales explícitos. Se explayan sobre la dinámica de la atracción sexual entre mujeres. Las mujeres se encuentran de pronto enfrentadas con una provocación homoerótica. Prescindiéndose de una clasificación de los sujetos humanos en términos de las ridículamente simplistas categorías de homosexual versus heterosexual, el narrador fílmico (Marcos – Marcelo) deja al público cuestionarse hasta qué punto alguna de estas mujeres se auto-identificarían como “lesbiana” ; tal vez, solo, la vendedora de la tienda. De ahí el papel de Pablo Scorcelli (No Bailaras Solo), Javier de Piero (Ausente) y Nicolás Meradi los tres con fuerte presencia, pero ajenos al tema que se juega. El espectador bien podría esperar legítimamente parejas entregadas al sexo concreto al final de cada segmento. Esto no sucede, y como parte del principio narrativo global, queda poco claro, hasta qué punto estas mujeres comprenden el potencial homoerótico de la situación en la que se encuentran y, si lo entienden hasta qué punto están dispuestos a entregarse de buena fe a una experiencia sexual que parece ser un nuevo territorio emocional para ellas. Al mismo tiempo, y en esto reside lo más importante, se nos deja pensando en cómo se las arreglarán con la experiencia sexual en potencia que queda descubierta y de pronto disponible para ellas y entre ellas. De este modo, la “tensión sexual” a la que alude el título es mucho más una cuestión del deseo erótico con el que se encuentran, inesperadamente enfrentadas.
    (continua).

    ResponderEliminar
  3. sigue) La fachada heterosexista de la vida social argentina (y creo que de todo el mundo) queda abruptamente perturbada por lo que será una sexualidad mujer-con-mujer, ahora plenamente legal, aunque no universalmente aceptada. Por supuesto, las mujeres miran y tocan los cuerpos de otras mujeres más de lo que hacemos los hombres a otros hombres, en la calle, en el baño (secuencia que me gustó mucho), en el gimnasio, en el campo. Pero sería un error pensar que la mirada casual fuese la consecuencia necesaria de las múltiples formas que puede tomar el deseo. Cuándo y cómo, esa mirada casual, se erotiza es, el punto del film de Berger y Mónaco, y es asimismo el punto del cine de Berger en general. Marco se ocupa de una indagación en las condiciones bajo las que lo casualmente erótico, se convierte en algo sexualmente significativo, todo enmarcado por la implícita convicción del cineasta de que las fronteras de la sexualidad son inestables y que la transformación de la heteronormatividad puede ocurrir en cualquier momento y cuando menos lo sospechemos. Cuando comente Hawái sugerí que Marco Berger era uno de los cineastas que mejor trata el tema del deseo, ahora amplio y creo que Marco y Marcelo dan una lección sobre homoerotismo femenino que nunca había visto en cine.
    Abrazo
    Osvaldo

    ResponderEliminar
  4. Hola Osvaldo, me ha gustado mucho lo que he visto, generalmente Luis siempre esta ahí en estos momentos pero hoy era un día en que tenía su propia batalla que librar y estoy segura que este volumen le hubiera gustado también mucho, aparte me consta que le gusta leerte por lo tanto por partida doble me gusta verte en este post que particularmente me entusiasma que haya en el blog, precioso nombre el de Violetas. Un abrazo Osvaldo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...